Cuando comencé a hacer música con el tracker de Game Boy se trataba de una experimentación muy personal, puertas adentro, nada estaba pensado para ser expuesto al público. Las primeras cosas fueron mezclar el gameboy con otros instrumentos. Las primeras veces que me invitaron a tocar solo iba a hacer lo mismo que en mi habitación. Luego, me pareció bien preparar algo que sea para compartir con otros. Y completé una serie de “canciones”, o que al menos desde la composición tenían ese enfoque, eran unas ocho tracks cyberpunk cortos y directos, más o menos bailables, pero que estaban muy lejos del trabajo de un DJ. Estaba enfocado más como un recital de rock.
Cuando las fiestas de blipblop comenzaron a crecer en intensidad, le pausa entre tema y tema comenzó a ser una molestia para todos, incluyéndome, y la necesidad de sostener una experiencia me llevó a armar un set sin cortes, algo que nunca había hecho antes. Como no tengo dos cartuchos flasheables, escribí todo el set como una única canción,

Work

Son las 2:47 y esta debe ser la cuarta taza de café.

IMG_20160824_024759

Ayer entregué los trabajos que tenía atrasados, esta noche estoy un poco más relajado. Esta tarde fui a los chinos, compré cosas que faltaban: papel higiénico, pan y café. También compré un bidón de agua, no hubo agua en todo el fucking día y no parece que vaya a volver. Luego de este post voy a ponerme a trackear mi nuevo set.

Shit -happens

Disco Rígido externo que usaba de backup de repente crashea.
Perdí 13,51 Gigabytes de data. Diez años de mi vida, en forma de souvenires digitales: videos, fotos, imágenes, textos. All gone.

Llevé esa información durante mucho tiempo. Estaban ordenadas en carpetas por año. Todas esas imágenes que ahora solo estarán en mi mente, y que el tiempo irá deformando.

Me siento raro sobre eso.

También perdí archivos de Logic con ideas de canciones. Muchas de ellas bastante avanzadas. Y mi colección de películas. Muchas de las cuales tenían los subtítulos corregidos por mí. Pero eso es lo menos importante.

Son las 2:35, mi comida de la noche será hamburguesa con café. En teoría hoy es el deadline de un trabajo que aun tengo que terminar. Estos días estuve trackeando un set nuevo, estoy bastante harto de tocar con los mismos temas de siempre. La otra tarde se me cayó el Game Boy moddeado al piso y desde entonces tiene un comportamiento errático.

Not enough? Mi monitor de trabajo empezó a tirar glitches y da la impresión de que le queda poco tiempo de vida.

El finde pasado me pasé Snatcher

El finde pasado me pasé Snatcher

El finde pasado me pasé Snatcher de Sega CD, una aventura japonesa de 1988. Estuvo lloviendo sin parar desde hacía varios días. Aún sigue lloviendo. Los primeros fríos de otoño y el mal clima ameritan extensas sesiones de videojuegos. Además, tampoco tenía dinero para actividades nocturnas así que el plan de jugar hasta morir era perfecto. Hacía mucho tiempo que tenía ese juego pendiente, esperando su momento.

Por supuesto que me encantaría tener un Sega CD, y una copia original de Snatcher, pero no. Lo jugué emulado en la Nintendo Wii. Con un mando Wii Classic y en un TV de tubo, como para tener una experiencia lo más cercana posible a la original.

IMG_20160410_180351.jpg

PATCH EN ESPAÑOL PERO..

Snatcher tuvo varias versiones y relanzamientos en japonés para diferentes máquinas, siendo la de Sega CD la única disponible en inglés, y aunque no existe oficialmente una versión de Snatcher en español, un grupo de fans hizo una traducción que aproveché para probar. Y está muy bien. Eso sí, se trata de una versión beta: los principales menúes y textos in-game están traducidos, pero el audio de las cutscenes sigue en inglés, por lo que dominar el idioma sigue siendo necesario para entender la trama completa.

Otra contra que le encontré al patch español es que complica la resolución de al menos dos puzzles del juego. Como por ejemplo el de los elementos de la tabla periódica: en español las abreviaciones forman otra palabra. Un bug que espero se corrija en posteriores revisiones.

Creo que lo mejor es jugarlo en su idioma original, pero no quería perder oportunidad de probar el patch. A los que les interese probarlo les comparto este enlace a mediafire donde está el .iso de Snatcher con el patch en español ya aplicado, listo para jugar en el emulador.
IMG_20160411_233751.jpg

NOVELA VISUAL INTERACTIVA

Con los años Snatcher se volvió de culto. Se escribió de todo sobre él. No es mi intención hacer otro review pero puedo compartir lo que me gustó y lo que no:

  • Lo que me gustó es que toda la experiencia te transporta a otro tiempo y lugar. No tiene nada que ver con las aventuras gráficas como las conocimos de este lado del mundo. Olvidate de Lucasarts. La mecánica del juego consiste en investigar escenas mediante un sistema de menús. Muy diferente al popular point-and-click que usábamos en occidente. Es una forma de inmersión diferente que tiene sus tiempos. Como las primeras aventuras de texto, requiere que el usuario aporte con su imaginación todo lo que no está. Igual que una novela escrita. De hecho, así se la definió “novela visual interactiva”. También me gustaron mucho los detalles esparcidos durante el juego. Además de sus obvias influencias, Snatcher está repleto de referencias, easter eggs y pequeñas escenas. Todo eso lo disfruté ampliamente.
  • Lo que no me gustó mucho es el final. Es demasiado feliz para mi gusto. Quizá el Acto 3 está de más? También es más lineal de lo que yo pensaba.

IMG_20160412_212601.jpg

No voy a caer en la sobre-valoración extrema que se hace por ahí: es un buen título, sí. No es un “juego”. Es una buena experiencia con una buena historia. La disfruté mucho, pero no creo que vuelva a jugarlo nunca más.

El cyberpunk que me gusta no se llama a sí mismo “cyberpunk”.

La primer noche pasé el Acto 1, y la siguiente el Acto 2 y 3. La mayor parte del tiempo tomé té. La escena final no requiere de mucha intervención del jugador. Ahora pienso que me hubiese gustado no ver ese final luminoso, y quedarme con la imagen de que siempre es de noche en Neo Kobe City.

IMG_20160412_001021.jpg